martes, septiembre 28, 2010

Isaías 12:1-6



Y en aquel día dirás: Te doy gracias, oh SEÑOR, porque aunque estabas airado conmigo, se ha apartado tu ira y me has consolado. (2) He aquí, Dios es mi salvador, confiaré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es el SEÑOR DIOS, El ha sido mi salvación. (3) Con gozo sacarás agua de los manantiales de la salvación. (4) Y aquel día dirás: Dad gracias al SEÑOR, invocad su nombre, haced conocer entre los pueblos sus obras, haced recordar que su nombre es enaltecido. (5) Cantad alabanzas al SEÑOR, porque ha hecho cosas maravillosas; sea conocido esto por toda la tierra. (6) Clama y grita de júbilo, habitante de Sion, porque grande es en medio de ti el Santo de Israel.

Esta mañana he leído este capítulo de Isaías y me ha hecho mucho bien.

Un versículo que más me ha llamado la atención es el 3, que dice que con gozo sacaremos agua de los manantiales de la salvación. Es genial! esta salvación es Cristo y es tan fácil como sacar el agua del manantial que es Él mismo. O sea, que el agua de vida la tenemos accesible, Cristo nos ha abierto el camino al Padre y por eso podemos tener el gozo de este capítulo 12 que se resume en este versículo 3.

El Señor es bueno y con capítulos como este por muy cargados y cansados que estemos, siempre podemos descansar y gozarnos.

Que el Señor nos ayude a mirarle a Él aún en las pruebas y angustias pues Él ha reservado para Sus hijos un camino de gozo y paz, aunque por un momento haya tribulaciones.

Pues Gloria a Dios por este capítulo!
Que Él os bendiga
Amén!