miércoles, abril 30, 2008

Salmo 139

Hace dos días, una hermana me dió un salmo que había leído muchas veces, pero no me había parado un poco a recapacitar, y, en esa recapacitación en el Espíritu Santo está la bendición que me ha otorgado Dios.

El salmo es el 139, es extenso, así que me centraré en un par de versículos y en el contexto en el que se encuentra. Como la gran mayoría de salmos lo podemos dividir en tres partes.

La primera parte nos habla de que Dios conoce todo de nosotros, incluso nuestros pensamientos, todo y, con ese "todo" me refiero a absolutamente TODO.

La segunda parte nos habla el salmista de que Dios está en todos sitios y, repitiendo, cuando decimos todo, significa absolutamente TODO.

En la tercera parte está el odio, el asco que tiene el salmista hacia el pecado y la intenciónq ue tiene de seguir en rectitud. En esta tercera parte están los dos versículos que me han llamado más la atención y dicen así:

Psa 139:23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón: Pruébame y reconoce mis pensamientos:
Psa 139:24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.

El salmista le pide a Dios que le examine, ¿por qué? ¿por qué no se examina el mismo David? ¿No se conoce? Allí está creo yo el punto clave en mi persona por lo menos. No nos conocemos hermanos, el único que nos conoce es Dios y es el único que des de Su Santidad puede examinarnos, puede probarnos, puede reconocer nuestros pensamientos. Nosotros no podemos examinarnos, una persona pecadora, con un imperfecciñon a causa de ese pecado no puede examinarse ya que, si nos examinamos des de el punto de vista personal y pecador el resultado será erróneo. La mejor manera es des de Dios. Pidiéndole a Dios, es el único Santo que puede hacerlo. Pero el siguiente versículo es impactante, dice, y ve si hay en mí camino de perversidad y guíame en el camino eterno. Que así sea hermanos, que si hay camino de perversidad en nuestras vidas Dios nos guíe por otro camino, por el camino eterno
Dios les bendiga

1 comentario:

Isma i Jordà dijo...

Buenisimo comentario hermano. Me ha sido de mucha bendición, Gracias! Es verdad... casi nunca nos conocemos ni nosotros mismos, por eso es tan improtante que el Señor nos guie integramente, solo Él En TODO lo que hagamos, así es como nos irá bien, y sino lo has probado nunca prueba y veras :D
Dios os bendiga!!